BIO



Detener el tiempo en la mirada, en el detalle de lo acontecido, detener un respiro, albergar una emoción y contenerla en la luz y la sombra… Juego sensual de un exhibicionista ante un voyeour, complicidad albergada en el permiso de entrar a mirar el alma…Hacer un retrato es una acción que comprende aún más que el conocimiento de la luz y la técnica, composición e inspiración; retratar es comprender las necesidades ocultas de una mirada frente a la cámara, leer el entorno en que el sujeto se desenvuelve y albergarlo nuevamente dentro de éste para que, en una burbuja de significados, se hable de la personalidad del individuo.